Pintura pizarra

pintura pizzarra

Pintura pizarra

¿Alguna vez te dijeron que no pintaras en las paredes? ¡La Pintura Pizarra es una forma ideal para poder pintarlas! Ideal para oficinas, habitaciones infantiles o lo que se te ocurra…

Habitación infantil con pintura pizarra

image_3    image_1

Esta es la habitación de un piso particular que pertenece a dos hermanos pequeños. A partir de ahora, podrán divertirse pintando y dibujando en la pared como si se tratase de una pizarra convencional. Además, debido a que el acabado es mate, se podrá limpiar como cualquier otra pizarra normal (con un trapo o borrador), para que los niños puedan seguir pintando luego.

Aunque sea una pared, la pintura es muy resistente tanto al desgaste como a los golpes y rozaduras y aguantará el roce de las tizas con el paso del tiempo.

Oficinas con pintura pizarra

20140410_114650 20140410_115227

En este caso, la pintura se utilizó en unas oficinas de Barcelona. Al ser un despacho, nuestros pintores dividieron la distribución en siete pequeñas pizarras (una para cada día de la semana). Fue una solución muy ingeniosa para llevar un buen orden de las tareas planificadas para la semana.

Nuestros pintores también optaron por un acabado en mate para así facilitar la limpieza de las mismas, ya que cada semana se iban a ir escribiendo y borrando diferentes cosas.

Otras ideas con pintura pizarra

Aunque hemos usado esta pintura para los ejemplos anteriores, la pintura pizarra también podría utilizarse para la pared de una cocina y poder apuntar la lista de la compra, el menú del día o cualquier nota para los otros miembros de la familia.

Y a ti, ¿se te ocurren otros usos de la pintura pizarra?

Si quieres convertir una pared convencional en pizarra, no dudes en ponerte en contacto con nuestros pintores.